lunes, 13 de enero de 2014

AL FINAL DEL TÚNEL, PRECUELA DE LA HERMANDAD DE LOS INICIADOS

Desde que se publicó la segunda edición del ensayo novelado "La hermandad de los iniciados" he recibido multitud de correos de agradecimiento y felicitación por parte de los lectores. Además de estos mensajes, también recibí otros en los que me hacían algunas críticas que, para simplificar, podíamos dividir en dos:

 1. Algunos de mis lectores afirmaban que el libro, en alguno de sus capítulos, no era suficientemente riguroso desde el punto de vista histórico y, según les parecía, cometía imprecisiones o errores.
2. La novela contenía un mensaje espiritual de tipo sincrético y, al parecer de algunos lectores, dicho mensaje es contrario al mensaje cristiano.

Así pues, motivado por las "críticas" recibidas a "La hermandad de los iniciados", en este artículo me gustaría realizar una serie de comentarios y aclaraciones acerca de las relaciones entre mi última novela titulada "Al final del túnel. Una historia sobre el despertar del alma" y el ensayo novelado "La hermandad de los iniciados", con la intención de que se comprendan y se disipen algunos posibles malentendidos.

Después de la publicación de la primera edición del libro "La hermandad de los iniciados" por la editorial Entrelíneas Editores, y tras haberse agotado en tan solo seis meses, decidí escribir una nueva edición revisada, ampliada y mejorada, que incluyera, además, imágenes del camino interior que se describe a lo largo de esta obra, en el seno de una ficticia comunidad de monjes heterodoxos. La nueva edición fue publicada por la editorial LibrosMundi, tanto en formato papel, cuanto en formato digital (E-book) en el verano del 2011.

Durante el transcurso del año 2012, comencé a barruntar la idea de re-elaborar la novela "Encuentros en la oscuridad", que había escrito en el año 2006, y que se publicó por la editorial Nuevosescritores, puesto que aquella novela podía entenderse como la antesala o la precuela de "La hermandad de los iniciados".

Sin embargo, cuando me dispuse a escribir lo que, finalmente, se ha convertido en la novela "Al final del túnel. Una historia sobre el despertar del alma", me di cuenta de que tanto el contenido, como el formato de "Encuentros en la oscuridad", debían de ser transformados, si quería que se convirtiese en una verdadera precuela. Y a ese trabajo me aboqué durante todo el año 2012 y parte del 2013.

Con la novela "Al final del túnel. Una historia sobre el despertar del alma" adquiere pleno sentido la historia que se describe en "La hermandad de los iniciados" y se disipan algunos posibles malentendidos; al menos, esa ha sido mi intención. 

Quizá uno de los más graves malentendidos, implícito en el primer grupo de críticas al que me refería más arriba, haya sido el considerar la historia desarrollada en "La hermandad de los iniciados" como una novela  histórica más. Si bien es cierto que en dicha novela se incluyen muchos elementos históricos, como es el caso del gnosticismo cristiano, el hermetismo, la alquimia medieval o la astrología, dichos elementos están reinterpretados desde una cosmología que incluye un lenguaje actualizado. Dicho lenguaje puede considerarse un híbrido entre la psicología analítica de Carl G. Jung y la psicología transpersonal, es decir, de aquellas psicologías que se abocan al estudio de la realidad del alma, en su apertura a lo espiritual, si bien, también se incorporan elementos de caracter esotérico. Además, cuando aparecen en la novela determinados arquetipos o imágenes universales, como es el caso de la divinidad Abraxas, si bien esta está relacionada con la divinidad menor de los gnósticos, en "La hermandad de los iniciados" ese arquetipo adquiere rasgos distintos y, en cierto sentido, es opuesto al de los gnósticos cristianos. Y esto es así porque Abraxas, divinidad que en la novela une o concita los contrarios (bien-mal, masculino-femenino, sol-luna, etc.), se transforma en la imagen de la divinidad, y está directamente relacionada con el Anthropos, es decir, con el "hombre primordial", o sea, con el Sí-Mismo junguiano o con el Atman hindú.  



Por lo tanto, "La hermandad de los iniciados" es un libro que cumple dos funciones:

 1. Responde a un trabajo de amplificación (es decir, de contextualización histórico-simbólica) de las experiencias biográficas y visionarias (es decir, sueños y visiones) que el protagonista  -de ambos libros- tiene a lo largo de la novela "Al final del túnel. Una historia sobre el despertar del alma." 

2. Se constituye como la continuación de la odisea del alma o viaje por el mundo interior que el protagonista inicia en solitario en "Al final del túnel. Una historia sobre el despertar del alma", y que continúa en una comunidad en "La hermandad de los iniciados", al integrarse en un monasterio mixto, compuesto por monjes y monjas, todos ellos peregrinos del alma; una comunidad regentada por un Maestro espiritual innominado, que nos recuerda al dios de Moisés (Yo soy, el que soy).

La acusación de apología de sincretismo de la que ha sido objeto el libro "La hermandad de los iniciados" -a la que me he referido al principio- parece olvidar que es la propia psique inconsciente la que está compuesta por diversas "voces" o "imágenes", y pasa, por tanto, por alto la realidad autónoma del alma. El sincretismo no es algo que el autor del libro se invente, sino, antes al contrario, intenta dar testimonio de esa realidad sincrética del alma humana.

Por último, quería agradecer públicamente a todas aquellas personas que se han tomado la molestia de escribirme para darme su parecer, y, muy en especial, a aquellas a las que el libro les ha servido de ayuda en algún sentido.  


DÓNDE CONSEGUIR LOS LIBROS:

La hermandad de los iniciados

Editorial  y librería virtual LibrosMundi. (pinchando en el enlace)

Al final del túnel. Una historia sobre el despertar del alma:

Editorial y librería virtual Entrelíneas Editores  (pinchando en el enlace).